Eliminación de malas hierbas

Eliminación de malas hierbas

Ese gran problema al que se enfrentan todos los años los aficionados a la jardinería… ¡La malas hierbas! Estas odiosas e inoportunas plantas se extienden como las llamas y se aprovechan de los nutrientes del terreno y del espacio reservado para sus preciadas plantas.  Deshierbar a mano es la solución tradicional a la que todos hemos recurrido cuando han aparecido esos temidos dientes de león o ranúnculos. Pero puede que esto provoque más daños que beneficios, ya que excavar en el terreno con las manos o con un rastrillo remueve la tierra, y de esta forma las semillas de las malas hierbas que estén en letargo podrían ascender casi hasta la superficie y empezar a brotar. Además, deshierbar a mano puede provocarle dolores en la espalda y en las rodillas, algo que no es nada deseable.

¿Qué otros métodos existen para ayudarle a erradicar esta plaga?


Hozelock Wonderweeder

Los herbicidas son una opción muy conocida, y una de las mayores ventajas que tiene su uso en comparación con deshierbar manualmente es que no se removerá la tierra ni se cortará ninguna raíz, por lo que será menos probable que germinen las semillas o broten las raíces.

Por otro lado, la adquisición constante de herbicidas puede resultar muy costosa, las sustancias químicas de los productos no son ecológicas y es muy probable que el producto se absorba en las plantas adyacentes.

Por suerte, todo esto se puede solucionar utilizando el modelo Wonderweeder de Hozelock. Su cono de precisión permite aplicar el producto con exactitud y además mide 1 metro de altura, por lo que no tendrá que agacharse y evitará dolores de espalda y de rodillas.

4182-lifestyle


4184-GreenPower-lifestyle

Deshierbado térmico

Hay una alternativa que ha demostrado ser mucho más segura y económica que los productos químicos: los deshierbadores eléctricos. El deshierbador térmico Green Power es una alternativa innovadora y segura que proporciona un impacto térmico de 600 °C directamente sobre las malas hierbas.

Solo requiere una aplicación de 3 segundos, no deja residuos químicos agresivos, no supone ningún riesgo ni daño para el resto de plantas y no consume costosos productos que haya que reponer. Además, es respetuoso con el medio ambiente y se calienta en 45 segundos.

Y es lo suficientemente alto como para que los usuarios no tengan que agacharse, evitando así dolores en la espalda y en las rodillas.


Pulverizadores de Hozelock

Si desea deshierbar áreas más extensas y la precisión no es tan fundamental para usted, siempre puede utilizar un pulverizador de Hozelock con el herbicida de su elección (siempre con la dosis adecuada) para aplicarlo rápidamente en el área en cuestión.  Los pulverizadores de Hozelock están disponibles en diversos tamaños y pueden cubrir las áreas más extensas sin necesidad de rellenarlos constantemente.

Los comentarios están cerrados.