Protección de plantas

Protección de plantas

 

Las enfermedades, plagas, malas hierbas y condiciones meteorológicas son problemas comunes que pueden afectar gravemente a las plantas de su jardín. La protección es clave y exige mucha atención y tomar algunas medidas de precaución. Un dicho importante, también en lo que se refiere a las plantas, dice lo siguiente:

“Es mejor prevenir que curar”

Es importante destacar que existirá una mayor probabilidad de que sus plantas sobrevivan si están sometidas a una vigilancia y un mantenimiento constantes. Unos cuidados sencillos, como deshierbar regularmente y eliminar restos de plantas, evitará que compitan por conseguir espacio y nutrientes y contribuirá a evitar plagas indeseadas y enfermedades dentro de su jardín. Productos de Hozelock como el modelo WonderWeeder y el Deshierbador térmico Green Power facilitan y aceleran la eliminación de malas hierbas gracias a sus innovadores diseños.


Las plagas de insectos se multiplican rápidamente y pueden tener efectos terribles sobre las plantas, por lo que es necesario comprobar su estado regularmente. Algunas señales reveladoras de la existencia de plagas de insectos son la presencia de partes comidas, deformadas o descoloridas en las plantas. Si no se toman medidas, las plantas pueden debilitarse y sufrir de fumagina, la cual puede resultar letal.

Métodos de prevención:

  • Siempre que sea posible, eleve los tallos y las hojas del nivel del terreno utilizando conos para tomates o similares.
  • Plante algunas hierbas y flores alrededor de las plantas que desee proteger; se ha demostrado que la albahaca, los girasoles y las caléndulas repelen las plagas más comunes.
  • Ponga trampas para plagas: las dos trampas más habituales son las pegajosas o las de feromonas.
  • Otro método humanitario y natural es el utilizar depredadores como escarabajos soldado para el jardín con objeto de alejar a las indeseadas y nocivas plagas.
  • Sin embargo, también puede invertir en un pulverizador de Hozelock para aplicar los tratamientos de pesticida de forma rápida y eficaz.

Las enfermedades pueden afectar a las plantas en cualquier momento, y algunas pueden ser muy difíciles de tratar. El mejor consejo es ayudar a prevenir las enfermedades y emplear unas prácticas sanitarias adecuadas en los trabajos de jardinería. Por ejemplo:

  • Eliminar los restos de plantas, como los esquejes o las frutas y verduras que se hayan caído.
  • Podar los tallos muertos o en mal estado tan pronto como se detecten.
  • Eliminar las malas hierbas.

Es mejor desechar las malas hierbas que utilizarlas para compost; de esta forma evitará las mismas enfermedades o plagas al año siguiente. Si prefiere utilizarlas para hacer compost, asegúrese de aplicar un tratamiento térmico para eliminar las bacterias y enfermedades en la medida de posible.


Las condiciones meteorológicas pueden afectar gravemente a todas las plantas. Sobre todo, las plantas suelen sufrir daños por heladas. Los síntomas de las plantas que han sufrido daños por heladas son el retraso en el crecimiento, hojas ennegrecidas y deformadas y hojas delicadas casi transparentes. Habitualmente, las plantas que luego se encuentran con el sol de la mañana presentan un aspecto más dañado debido a la mayor rapidez del proceso de descongelación, que rompe sus membranas celulares. Métodos de prevención:

Evite el uso de fertilizantes con alto contenido de nitrógeno durante las épocas de mucho frío, ya que fomenta el crecimiento de las hojas, lo que hace a la planta más susceptible a los daños.

Durante las épocas de frío, lleve las plantas delicadas a un recinto cerrado o a un invernadero climatizado.

Deje la poda para cuando empiece a hacer algo más de calor; las plantas podadas en otoño producirán nuevos brotes más susceptibles de sufrir daños en las épocas de más frío. Además, el follaje denso protegerá el centro de la planta frente a los rigores del clima.

Proteja las enredaderas delicadas y las plantas de exteriores con estructuras forradas o cubiertas similares.

Los comentarios están cerrados.